El dolor de garganta y amigdalitis impiden comer y no poder disfrutar de su comida favorita puede ser realmente demasiado frustrante. Las gotas y jarabes prometen un alivio